viernes, 25 de mayo de 2018

Podemos quiere subir un 75% el IBI a las viviendas desocupadas



Podemos, okupas, comunismo, propiedad, viviendasPodemos ha registrado una proposición de ley en el Congreso de los Diputados en la que propone penalizar con una subida del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) del 50 al 75 por ciento a aquellas viviendas que se encuentren desocupadas.

El partido de Pablo Iglesias insta a una modificación de la Ley de Haciendas Locales, en su artículo 72, para recoger este recargo.

“Los ayuntamientos podrán exigir un recargo de entre el 50 al 75% por ciento de la cuota líquida del impuesto. Dentro de dicho margen, los ayuntamientos podrán mediante Ordenanza determinar un recargo único, o bien distintos, en función del número de años de desocupación del inmueble, del valor catastral de la vivienda y del número de viviendas en tal situación propiedad del sujeto pasivo”, se lee en el texto.



Este gravamen afectará a las viviendas “que, en condiciones legales y materiales para poder ser ocupadas como uso residencial privado y no afecta a actividad económica, permanezcan en situación de desocupadas de forma continuada durante un tiempo superior a un año o a 22 meses, alternos o continuos, en un período de dos años, salvo que el sujeto pasivo pueda motivadamente justificar su no ocupación, por razones laborales, de conciliación familiar, de salud, dependencia, emergencia social, y de acuerdo con los requisitos, medios de prueba y procedimiento que establezca la Ordenanza municipal correspondiente”.

La formación morada propone vigilar que estas viviendas están efectivamente en esa situación de acuerdo a “datos del padrón municipal así como los consumos de servicios (agua, electricidad, etc)”.

Igualmente, la misma proposición recoge la posibilidad de ‘bonificaciones’ de hasta el 90 por ciento de la cuota “en los casos de sujetos pasivos que acrediten una situación económica desfavorable, de insuficiencia en las rentas familiares”. La reducción dependerá, entre otros criterios,  “del valor catastral del inmueble”.

La iniciativa supone otro paso en la cruzada de Podemos contra la propiedad privada. En otra proposición, reciente, la formación de Iglesias obliga a los propietarios a renovar un contrato de alquiler, aún cuando la necesite para vivir, si tiene otras en propiedad. La iniciativa exige además al propietario demostrar “fehacientemente” que necesita hacer uso de su propiedad.

Otra de las propuestas del partido contempla la posibilidad de que los municipios, en coordinación con sus comunidades autónomas, puedan declarar áreas urbanas de mercado de vivienda “tensionado” para poder implementar en ellas una regulación de precios que contenga las subidas “abusivas” de los alquileres. Es decir, regular por ley el precio del alquiler. En el caso de Madrid y Barcelona -ambos gobernados por candidaturas de Podemos- los ayuntamientos tendrán la competencia para regular esos precios.