miércoles, 6 de junio de 2018

El juez archiva en solo 48 horas la denuncia de los 85 enchufados del PSOE en la fundación de la Junta


psoe, andalucía, corrupsoe, enchufados, denuncia, 48 horasEl juez ha dado carpetazo en tan sólo 48 horas a la denuncia del Sindicato Andaluz de Funcionarios (SAF) sobre las contrataciones irregulares de 85 trabajadores presuntamente enchufados por el PSOE en la polémica fundación para formar parados de la Junta de Andalucía, Faffe.

El titular del Juzgado de Instrucción 16 de Sevilla, Juan Gutiérrez Casillas, ha dictado un auto, en poder de EL MUNDO, en el que acuerda el sobreseimiento provisional de la denuncia sobre la fundación del Gobierno andaluz, "al no estar debidamente justificada la perpetración de un delito".

El auto de tan solo un folio está fechado el 18 de mayo pasado, dos días después de que el Sindicato Andaluz de Funcionarios presentara la denuncia por presuntos delitos continuados de prevaricación administrativa, cohecho y tráfico de influencias relacionados con las contrataciones de al menos 85 trabajadores simplemente por razones de "clientelismo político o nepotismo". Aunque el auto tiene fecha del 18 de mayo, el mismo no fue notificado a los denunciantes hasta los días "24 o 25", según han indicado a este diario fuentes del sindicato.


Fuentes del Sindicato Andaluz de Funcionarios han señalado que no salen "nuestro asombro por la celeridad del juzgado en archivar provisionalmente nuestra denuncia, en menos de 48 horas, una rapidez inusual y sin practicar ninguna investigación previa".

"La diligencia de archivo provisional solo se pronuncia sobre los presuntos delitos de cohecho y no dice absolutamente nada de los otros presuntos delitos denunciados por el SAF, como son la prevariación administrativa y el tráfico de influencias, cuestión que debería explicar ese juzgado", han manifestado.

Los denunciantes ya han recurrido en reforma el "extraño y rápido archivo provisional" del Juzgado de Instrucción 16 de Sevilla y han anunciado que agotarán todas las instancias judiciales pertinentes.

Vinculados al PSOE
La denuncia de este sindicato precisa que los 85 trabajadores de la Faffe que detallan con nombres y apellidos en una lista tienen vinculaciones con el PSOE y lograron su plaza en la Administración andaluza "sin observar procedimiento alguno ni respetar las exigencias legales para su contratación". Todos siguen trabajando en la Junta, ya que pasaron de la Faffe al Servicio Andaluz de Empleo (SAE) en 2011.

Entre ellos, figuran alcaldes, concejales y familiares de destacados dirigentes y cargos públicos del PSOE, como la mujer del alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas; y otros emparentados con el vicepresidente de la Junta y ex secretario de Estado, Gaspar Zarrías, que ahora está siendo juzgado por los ERE, y con otros históricos dirigentes socialistas andaluces como Antonio Rivas, José Luis Blanco y Luis Pizarro, entre otros.

El listado de 85 trabajadores elaborado por el Sindicato Andaluz de Funcionarios incluye cuatro nombres -Matilde Díaz Jiménez, Olga Carmen Vico Galiano, María José Vargas-Machuca Torres y Fátima Arroyo Jiménez- que no tienen ninguna vinculación con el PSOE. Los denunciantes lo atribuyen a la opacidad que hay en la Junta con la plantilla procedente de la Faffe y remarcan que su objetivo era que el juez investigara la lista que ellos habían confeccionado.

De hecho, hay más de 85 trabajadores enchufados por el PSOE en la Faffe. La diputada del PP Teresa Ruiz-Sillero apuntó varios nombres en el Parlamento andaluz y este diario ha recibido numerosos correos electrónicos en los que se recogen varios casos de familiares y cargos socialistas que lograron plaza en la Faffe y no figuran en la lista elaborada por el sindicato.

Unos 200 enchufados
Además, un atestado de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil sobre la Faffe revela que han encontrado unos 200 empleados vinculados al PSOEen esta fundación de la Junta, si bien el informe no enumera nombres y apellidos.

Como viene informando este diario, la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo, Faffe, y sus antiguos directivos están en el punto de mira judicial por el presunto desvío de fondos públicos a través de tarjetas 'black' en prostíbulos de Sevilla y el gasto en cuatro años -entre 2008 y 2011- de algo más de 3,1 millones en viajes, hoteles y clubes de lujo. Así consta en el sumario que instruye el Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla, que investiga esta entidad pública por el supuesto amaño de contratos y por funcionar, a efectos prácticos, como una agencia de colocación para dirigentes y allegados del PSOE.

La Faffe fue creada en enero de 2003, durante la etapa del enjuiciado por los EREJosé Antonio Viera como consejero de Empleo. Se extinguió pero todos los trabajadores -un millar aproximadamente- quedaron integrados en el SAE a partir de mayo de 2011. Pasó de tener una plantilla de 120 empleados a 1.700. Durante los ocho años que mantuvo la actividad gestionó más de 300 millones de euros.