martes, 17 de julio de 2018

Sánchez enchufa a su exmano derecha en Correos con sueldazo


Pedro Sánchez, correos, corrupción, enchufismoEl presidente paga los servicios prestados a su exjefe de gabinete con una nómina de 200.000 euros, una de las más altas de la administración. Tiene serios retos pero experiencia, ninguna.

Dice el refranero español que del dicho al hecho, hay un trecho. Y eso es lo que se comenta entre los dirigentes del PSOE con los nombramientos que Pedro Sánchez está alumbrando desde que llegó al Palacio de La Moncloa. Y es que tras criticar a Mariano Rajoy por situar a antiguos colaboradores suyos en el PP en apetecibles cargos del entramado público, el nuevo presidente se apunta a la misma práctica sin el menor recato.

Si ya había provocado en los últimos días cierto sarpullido interno entre algunos dirigentes socialistas el nombramiento del sociólogo de cabecera de líder del PSOE, José Félix Tezanos, como director del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS); y el de su gurú económico, Manuel Escudero, como embajador ante la OCDE, la última designación ha provocado un gran revuelo.



Pedro Sánchez fulmina por sorpresa a su mano derecha y convulsiona Ferraz
Y es que Sánchez ha colocado a su exmano derecha, Juan Manuel Serrano -su jefe de gabinete desde su llegada a Ferraz-, como presidente de la empresa pública Correos y Telégrafos. El puesto no es menor, con sus 200.000 euros anuales, es uno de los mejor retribuidos del conglomerado empresarial público.

Hace unas semanas, se hizo público que Sánchez había decidido prescindir de Serrano en La Moncloa, eclipsado por la estrella ascendente en el entorno del presidente, el asesor Iván Redondo. Se dijo entonces que Serrano había decidido regresar a su plaza de funcionario en la FEMP.

Pedro Sánchez, cuando presentó su programa para la reconquista de la Secretaría General del PSOE. A su derecha,  Manuel Escudero y José Félix Tezanos, premiados con la embajada en la OCDE y el CIS.


La elección de Serrano ha levantado grandes recelos en Correos. Sin consultar con los ministros del área económica que lidera Nadia Calviño, Sánchez coloca en manos de un funcionario sin ninguna experiencia en el sector una empresa con más de 50.000 empleados y que factura más de 1.800 millones de euros anuales.

Además, Correos y Telégrafos afronta un complicado proceso de liberalización amenazada por la creciente pujanza y competencia en el sector del envío de paquetería de la multinacional Amazon.

En un importante sector del PSOE se considera que, como ha sucedido con el decretazo en RTVE, los nombramientos de Sánchez se están haciendo sin los criterios de mérito y capacidad y sin la prometida transparencia y regeneración. Y es que, uno a uno, todos los más cercanos al presidente están recibiendo una suculenta nómina a cuenta de las arcas públicas.