miércoles, 17 de abril de 2019

Carmena gastó 26.800 € en la obra ‘Dios tiene vagina’ y sólo vendió 263 de 1.353 entradas disponibles



Carmena, Podemos, Ahora Madrid, Dios, obra, teatroEl Ayuntamiento de Madrid gastó un total de 26.796,77 euros en la obra 'Dios tiene Vagina' y su segunda parte 'Jura de Bandera'. Pese a la importante inversión tan sólo vendió 263 de 1.353 las entradas disponibles durante los tres días que se programó la representación en las Naves de Matadero Madrid.

La obra de teatro ‘Dios tiene Vagina’ fue financiada con 26.796,77 euros públicos del área municipal de Cultura que dirige personalmente Manuela Carmena. La respuesta del público no cumplió con las expectativas: el 80% del aforo se quedó sin vender (más de 1.000 entradas).

El desglose del gasto en la controvertida obra de desnudos integrales y ofensas a la religión es: 25.000 euros de caché de la compañía teatral Vértebro, 421 euros para pirotecnia, 570 euros de carga y descarga, 580 euros en publicidad y 325 euros para pagar derechos de SGAE. Después de que OKDIARIO desvelara el contenido de la obra, varias asociaciones recurrieron a los tribunales para frenar cautelarmente la exhibición. Sin embargo, ya era demasiado tarde porque la obra ya se había representado en sus tres días previstos.



En total, se ha llenado tan sólo el 19,43% del aforo disponible entre los tres días. 152 personas acudieron por invitación sin pagar


La asistencia a las tres funciones fue bastante pobre. Entre los tres días únicamente se vendieron 263 tickets de las 1.353 butacas que había de aforo. Por otra parte, más de 100 personas acudieron invitadas, en gran medida gracias al JOBO, el abono para jóvenes de entre 16 y 26 años. En estos casos, es el Ayuntamiento quien abona la entrada.

El viernes 15 de marzo se exhibió la primera parte de la obra (Dios tiene vagina), de un aforo total de 449 plazas, 253 se quedaron vacías. Es decir, se quedó la sala vacía al 56%. El Consistorio, de las 196 entradas que califican como “vendidas”, cifra en 107 las que corresponden a jóvenes que acuden gratis con el JOBO y otras 11 son invitaciones. En definitiva, sólo 78 personas pagan por ver la obra (el 17% del aforo disponible).

Al día siguiente, el sábado 16 de marzo se representó la secuela de Dios tiene vagina (Jura de Bandera), de un aforo de 451 butacas, un total de 403 quedan vacías (el 89%). Únicamente se “venden” 48 entradas pero 15 son invitaciones. Por tanto, el sábado 33 personas pagaron por ver la obra (el 7% del aforo disponible).

Finalmente, el domingo 17 se representaron las dos partes del proyecto conocido en conjunto como ‘Díptico por la identidad’. De un aforo de 452 asientos, 281 quedan vacíos (el 62%). De las 171 entradas que la Corporación califica como “vendidas”, 19 son invitaciones. En definitiva, sólo 152 personas se rascaron el bolsillo para pagar los 15 euros por ver la obra (el 34% del aforo disponible).

Fracaso en asistencia
Se trata de una muestra más de que la apuesta cultural de Carmena no está calando entre los madrileños. En este sentido, el grupo municipal del PP, como adelantó OKDIARIO, criticó que el 63% de las sesiones de Cineteca Madrid no llenaron ni la mitad de la sala.

En este otro espacio también ubicado en Matadero, el 27% de las proyecciones no superaron un tercio de los asistentes y el 18,5% de las sesiones no lograron alcanzar ni el 10% del aforo. Por ejemplo, en la sala Azcona (224 butacas), del total 1.308 sesiones realizadas, 927 sesiones quedaron por debajo de la mitad del aforo (un 70,8% del total); 364 sesiones, por debajo de un tercio del aforo o 336 sesiones, por debajo de una décima parte del aforo.

Incluso a 138 sesiones sólo acudieron 10 personas o menos; 46 sesiones se cerraron con 5 personas o menos; a 5 sesiones sólo acudió una persona y a una sesión no fue directamente nadie. Cabe recordar que la programadora de Cineteca durante estas fechas fue Jara Fernández, hija del consejero delegado de Madrid Destino (la empresa municipal de cultura). Un caso de presunto nepotismo que ya ha sido detectado como “posible conflicto de intereses” por la Oficina municipal Antifraude. Carmena ha retrasado durante meses la decisión de cesar al consejero delegado de esta empresa pública en la que se hizo un concurso para favorecer supuestamente a su propia hija.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Comenta con educación y respeto, a ti no te cuesta nada y no me obligarás a censurarte.