viernes, 12 de julio de 2019

Fin de la austeridad: aumentan un 46,5% los altos cargos y asesores del Gobierno Valenciano


podemos, valencia, compromís, altos cargos, enchufeEl Botànic presumió en 2015 de austeridad y, tras años criticando el gasto en asesores y altos cargos del PP, se ajustó el cinturón. Tanto que algún conseller casi se ahoga entre tantas competencias y tan pocas manos para gestionarlas. Ahora, cuatro años después y coincidiendo con la entrada de Unides Podem en el Gobierno, se ha aflojado la correa para que todos estén cómodos en la nueva estructura y se ha aumentado casi en un 50% el número de altos cargos y el personal eventual. Pese a ello, el acuerdo no ha sido sencillo y hasta última hora, PSPV, Compromís y UP han estado peleando por los cargos y las competencias.

Con una negociación que se cerró ayer mismo por la mañana horas antes de la celebración del pleno del Consell y con un decreto solo en forma de borrador en poder de los consellers, las cifras bailaban (dos arriba dos abajo) en función de la fuente consultada. Armonizando los datos con los que cuenta la dirección general de Presupuestos y sacando del cómputo a la Abogacía y la Intervención de la Generalitat -así como al sector público que todavía está por cerrarse- el número de altos cargos pasa de 98 a 136. Los 10 consellers, 10 subsecretarios, 22 secretarios autonómicos y 56 directores generales de 2015 se convierten en 12 consellers, 12 subsecretarios, 29 secretarios autonómicos y 83 directores generales.


A todo ello, hay que añadir un aumento muy considerable del número de asesores. En 2015 se firmó un decreto que fijaba un tope de 74 para el número de eventuales que se podía contratar. Ahora, el decreto eleva el máximo a 116, 42 más (un incremento del 56,75%). Y es que Presidencia tendrá 25 cargos de confianza mientras que Vicepresidencia se conforma con 15. Las consellerias menores pasan de 4 a 6 mientras que se premia a las que más presupuesto tienen con 12 (Sanidad) y 10 (Educación).

De esta manera, en el global, la cifra de sumar los altos cargos y los asesores se dispara de los 172 a los 252, un 46,5% más. Con este aumento de 80 nuevos contratos, el Gobierno de izquierdas pone fin a la etapa de austeridad de la que se hizo bandera cuando se aterrizó en el Ejecutivo. Ayer, la vicepresidenta delGobierno valenciano, Mónica Oltra, se esforzaba en justificar este incremento en el hecho de que «es la estructura necesaria para llevar a cabo los objetivos que están plasmados en el Botànic II». La dirigente de Compromís -que en entrevistas hechas cuando era oposición señalaba que con dos cargos de libre designación por conseller había suficiente- trató de sortear las críticas recordando la época anterior. En 2011 había un total de 125 asesores «al que había que sumar el personal eventual que había entrado por la puerta de atrás, el oculto», hasta 169 «en plena crisis». En 2012, prosiguió, ese personal sumaba un total de 146 personas y en 2013 era de 143, explicó Oltra. Desde Presidencia se recordaba que autonomías como Madrid y Andalucía también tienen unas cifras más elevadas de personal eventual.

Con todo, el PP salió criticando que «el milagro de los panes y los peces se queda corto al lado de la multiplicación de sillones y cargos del Botànic II».

Oltra no supo ayer contabilizar el gasto de la nueva estructura aunque fuentes del Ejecutivo apuntaron, más tarde, que podría estar en torno a los 4,1 millones anuales, un 0,06% de todo el presupuesto de la Generalitat.

En el tercer escalón se sigue con la fórmula del mestizaje. Así Unides Podem tendrá 10 de las nuevas 83 direcciones generales. Amén de las 7 que gestionará en sus dos departamentos (Vivienda y Transparencia) contará con peones en la dirección general de Diversidad Funcional y Salud Mental (en la Vicepresidencia de Oltra); en la de Prevención de Incendios Forestales (Agricultura); y en la de Lucha contra la Brecha Digital (Innovación y Universidades).

Entre las direcciones generales aparecen algunas nuevas que denotan el interés del Botànic en abrir algunos debates. Aparece la Dirección General de la Agenda Valenciana Anti-despoblación, la de Relaciones con las Comunidades Autónomas y Representación Institucional o la de Transición Ecológica.

Sobre los nombramientos, ayer ya se produjeron algunos, sobre todo por parte de Compromís y Podemos. La formación morada dio cargo a la ex diputada nacional Àngela Ballester o a su responsable de política municipal, Jaume Monfort; mientras que Compromís puso en uno de sus puestos al ex parlamentario de Podemos David Torres. Asimismo, colocó al ex alcalde de L'Alcora Víctor García a la ex concejal de Alicante Sonia Tirado y otro del Ayuntamiento de Elche Antonio Vicente García. Aunque uno de los nombramientos más relevantes es el de Ferran Puchades como director general de la portavocía del Consell.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Comenta con educación y respeto, a ti no te cuesta nada y no me obligarás a censurarte.